Cómo regalar dinero en una boda

Cuando vamos a una boda y pensamos en el regalo de los novios, si optamos por lo más tradicional, y lo menos arriesgado, a todos se nos viene a la mente el sobre con el dinero.

Pero podemos dejar a un lado las tradiciones y regalar dinero de una forma más original. Y esto es lo que hice yo para la boda de unos amigos.

Mi pareja y yo no queríamos darles el dinero en el típico sobre, queríamos algo diferente. Así que pensé en lago que me había comentado mi hermana: meter los billetes en macarrones. Pero un simple bote lleno de macarrones me parecía poco personal, así que fui más allá y decoré mi propia botella pata hacerlo un poco más especial.

Si seguís leyendo os cuento, paso a paso, cómo preparé el regalo. Que por cierto, creo que a los novios les gustó…a juzgar por sus caras…Quizá no tanto en el momento de sacar billete a billete y que algunos no fueran de verdad… Pero bueno, los amigos estamos para eso, para dar un toque diferente a las bodas.

¿Qué necesitamos para personalizar nuestro regalo?

Algunas cosas las podemos encontrar en tiendas de manualidades, grandes almacenes, o de los chinos… Pero, si sois como yo que guardo hasta el papel de los regalos que me hacen…encontraréis un montón de cosas que podréis reciclar. ¡Ya veréis como os sirven más cosas de las que pensáis!

Estos son los materiales que he usado:

materiales-necesarios

Ahora que ya tenemos listo todos los materiales que vamos a usar, comenzaremos a decorar la botella.

PASO 1:

Cortamos la cinta del tamaño del diámetro de nuestra botella y comenzamos a pegarlo en el centro, poniendo pegamento en todos los bordes, como se ve en la fotografía de debajo. Una vez que hemos pegado la cinta, pondremos sobre ella los corazones para darle un toque de color. Yo puse dos marrones y dos rosas.

Dejamos que se seque bien el pegamento y mientras, vamos con el siguiente paso.

botella

PASO 2:

Para decorar el cuello de la botella, crearemos una etiqueta en la que podéis poner la frase que queráis, yo escribí ‘vivan los novios’.

Para que quede un poco consistente, dibujamos dos corazones en el papel de la bolsa, y uno en el cartón fino, así le daremos un poco de refuerzo.

Con un rotulador negro de punta fina perfilamos el borde del corazón, tanto por la cara de delante, como por la de detrás y por el ‘canto’ para que no se vea la unión entre las tres piezas.

A continuación haremos el agujero por el que colgaremos la etiqueta en la botella. Yo tuve que usar un cutter porque no tenía una perforadora. Después escribimos la frase que hayamos elegido y pasamos la cuerda de tacto ‘saco’ por el agujero y lo atamos en el cuello de la botella.

* He usado la cuerda que venía sujetando la cinta verde, era de la medida exacta, y ya sabéis, hay que aprovechar todo lo que se tenga por casa. Pero si no tenéis, venden rollos de este tipo de cuerda en cualquier tienda de manualidades.

Para que el corazón se quede fijo y siempre esté en el mismo lado de la botella, pegamos el nudo de la cuerda con una gota de pegamento al cristal.

corazon

Una vez que hemos decorado la botella, iremos a por la bolsa. En este caso, se trata sólo de la etiqueta que identificará de parte de quién reciben el regalo.

PASO 3:

En la bolsa de papel recortamos dos rectángulos de las dimensiones que queramos, y hacemos lo mismo en el cartón.

Después, igual que habíamos hecho con el corazón, lo pegaremos todo junto para que tenga más consistencia. Una vez lo hemos pegado, recortaremos los bordes con unas tijeras con formas, en este caso yo lo hice con unas que recortan con ondas.

Escribimos el mensaje que queramos y hacemos un agujero en la esquina superior izquierda. Podemos también perfilar los bordes para que quede mejor, y lo sujetaremos a la bolsa con la propia cinta que hace de asa.

etiqueta-bolsa

Ya tenemos la botella y el exterior de la bolsa, así que solo nos queda lo más importante: ¡los billetes! nada de esto tendría sentido si no metemos el dinero… 😉

PASO 4:

Como veis en las fotos, yo usé billetes de cinco, unos reales y otros…digamos que no tanto. Fotocopié algunos en color y otros en blanco y negro, pero solo por una cara. Y en todos ellos puse una frase para que los novios se divirtieran un poco al desenrollarlos. Les escribí “se ha colado uno de mentira…”, “seguid buscando…”, y cosas del estilo.

Una vez que estén todos escritos, los enrollamos todos, los de verdad también, y los vamos metiendo dentro de los macarrones.

* A la hora de meterlos en el bote, tened en cuenta que los novios comenzarán a abrir los que queden arriba. Así que lo mejor es ir metiéndolos un poco entremezclados, pero sobre todo, que los que sean falsos no queden abajo del todo. Para hacer más bulto, si no llenáis todos con billetes, podéis meter algunos macarrones vacíos. Creo que estéticamente queda mejor si se ve la botella llena por completo.

billetes-y-macarrones

Tenemos la botella, la etiqueta de la bolsa y los billetes (de verdad y de mentira) listos. Así que vamos a por el último paso… meterlo todo en la bolsa y estará listo para el gran día.

PASO 5:

Aquí es donde usaremos la serpentina. Ponemos un poco en la base para que la botella no se golpeé. A continuación la metemos en el centro de la bolsa y rellenamos todos los huecos y la parte de arriba con el resto de la serpentina.

bolsa-al-final

Y ya tenemos nuestro regalo listo para el día de la boda. Ya solo queda esperar a ver la reacción de los novios al ver que les regaláis un bote de macarrones… 🙂 🙂 La de mis amigos no tuvo precio, la verdad. Y a nosotros la verdad es que nos hizo mucha ilusión que les gustara.

finales-botella-y-bolsa

Espero que os haya gustado también a vosotros la idea y que compartáis conmigo todas las sugerencias que tengáis.

Comparte este artículo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *